"Programadores de sofware libre también necesitan comer"



Sus palabras suelen molestar a las grandes corporaciones de la informática. El presidente de Linux International, Jon Hall, reflexionó sobre los beneficios de los sistemas operativos de código abierto, pero aclaró que eso no quiere decir que sean gratuitos. Además, defendió el trabajo de los programadores que desarrollan estos mecanismos.

En una entrevista concedida en San Pablo, en el marco de la feria de telecomunicaciones Futurecom, publicada por el suplemento iEco del diario "Clarín", el experto cuestionó la seguridad que ofrecen los software propietarios y reflexionó sobre la llegada del código libre a los teléfonos celulares.

–Los defensores del software cerrado argumentan que es la única forma de garantizar seguridad, ¿usted qué opina?

–Si eso fuera cierto, Microsoft debería ser el sistema más seguro del mundo y ya sabemos que no lo es. Que el sistema sea abierto o cerrado no es lo que proporciona seguridad. La única forma de obtenerla es ejecutar todas las soluciones que ofrecen las organizaciones especializadas.

–¿Y qué hay del argumento de la estabilidad con el que defienden el software desarrollado por Apple para su iPhone?

–Ese sí estaría dispuesto a admitirlo porque cuando se tiene control sobre el hardware y el software es más sencillo lograr un sistema estable. No hay que preocuparse por los controladores de diferentes partes o equipos que podrían desestabilizar el código. Por otro lado, los celulares son bastante estables. Por eso creo que la decisión de Apple tiene que ver más con el modelo de negocio.

–¿Por qué entonces tardó tanto en llegar el software libre a los celulares?

–Un poco por inercia, pero el abaratamiento de las memorias y la llegada del procesador Atom, con muy poca demanda de energía, permitieron sistemas operativos más potentes. Entonces fue cuando los fabricantes empezaron a pasar de sistemas como Windows Mobile, por el que hay que pagar licencia, a otros basados en Linux, como Nokia, con su nueva línea de Maemo, o como el Android.

–Además de la inercia, ¿por qué le cuesta tanto a las empresas adoptar software libre?

–Tiene que ver con temas de propiedad intelectual y control sobre los clientes. Digámoslo claro: si tenés el control de software, hardware, y tal vez también de los servicios, tenés más posibilidades de bloquear a tus clientes. Si el cliente dice, me encanta ese teléfono pero quiero otro sistema operativo, le dicen ‘Lo siento, no se puede, tenés que comprar mi teléfono’. Lo mismo pasa con los servicios. Es algo que tiene que ver con el control.

–¿Los smartphones con los que se puede hablar por Skype son una amenaza para las operadoras?

–Las operadoras podrían empeorar el servicio si alguien usa Skype o cobrar tanto por una buena calidad para que al final cueste lo mismo que hacer una llamada normal. Pero para ser justos, las operadoras invierten mucho en cables y torres para que haya red en casi cualquier lugar del mundo; en actualizar el servicio; y en investigación y desarrollo para crear las herramientas de la próxima generación. Todo eso hay que pagarlo. Me pongo loco cuando escucho a esos que no quieren pagar por el software. Lo único que quieren es 'todo gratis'. Los programadores también comen y la electricidad les cuesta dinero. Creo que la gente debería darse cuenta de eso. (Especial)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Usage Rights

DesignBlog BloggerTheme comes under a Creative Commons License.This template is free of charge to create a personal blog.You can make changes to the templates to suit your needs.But You must keep the footer links Intact.